Iniciar sesión 

22 alojamientos rurales disponibles en A Coruña
seleccionados especialmente para ti

Casas rurales A Coruna .com

0 de ellos me encantan Favorito
Vive el turismo rural

Camino de Santiago por Coruña, final compostelano

Este último tramo jacobeo pasa por aldeas coruñesas con seculares recuerdos jacobeos antes de alcanzar la catedral de Compostela


Otros destinos:

Casas Rurales en Camino de Santiago Coruña ()

Pazo da Cruz
No me encanta
Arzua - A Coruña
TipoCasa Habitaciones
Capacidad27
SituaciónEn población
AccesibilidadNo
MascotasNo
Teléfono678.020.419
Casa A Curiscada
No me encanta
Arzua - A Coruña
TipoCasa Entera
Capacidad6
SituaciónAislada
AccesibilidadNo
MascotasNo
Teléfono981.515.003 - 699.973.454
Casa de Abaixo
No me encanta
Melide - A Coruña
TipoCasa Entera
Capacidad8
SituaciónAislada
AccesibilidadNo
MascotasNo
Teléfono981.507.221 - 606.262.000

(*) Precio por persona y noche calculado en base a la tarifa vigente en fin de semana y temporada baja


 

Camino de Santiago por Coruña, final compostelano

El Camino Francés jacobeo entra en la provincia de La Coruña por Leboreiro con buen tímpano románico en su parroquia y hasta llegar a Melide caminarás por uno de los más bellos tramos del Camino, con parada en Furelos y su grandioso puente medieval. En Melide -localidad considerada el centro geográfico de Galicia-, el Camino Francés se hace urbano y recibe a los peregrinos del Camino Primitivo; Melide conserva la portada románica en la iglesia San Pedro y, cerca, uno de los cruceiros más antiguos de Galicia, además cuenta con una iglesia franciscana con sepulcros señoriales y la románica Santa María además del Museo Tierra de Melide.

Boente, con su iglesia de Santiago, y Castañeda, son otras dos pequeñas localidades con antigua tradición jacobea (en Castañeda los peregrinos dejaban una piedra recogida en la cantera de Triacastela para convertirla aquí en cal para la catedral de Santiago, y hay albergue de peregrinos).

En la villa de Arzúa el Camino Francés recibe a los peregrinos procedentes del Camino del Norte y hay que probar sus magníficos quesos, quedando algunos edificios jacobeos. Más adelante tienes el embalse de PortaPortodemouros. El Camino se adentra por pequeñas aldeas entre parados, robles y eucaliptos: Calzada, Calle, Ferreiros, A Salceda, A Brea, Santa Irene –singular iglesia y fuente– y A Rúa, ésta ya a las puertas de Arca, capital del municipio de O Pino, el último antes del de Santiago.

El municipio de Santiago se abre ante nosotros ahora, pasamos cerca del aeropuerto de la ciudad y llegamos a Lavacolla, donde los peregrinos, durante siglos, acostumbraban a lavarse del roto en el riachuelo del lugar. La siguiente parada es el Monte del Gozo, desde donde los peregrinos podían por fin divisar la ciudad compostelana y al primero de cada grupo que llegaba le nombraban "rey de la peregrinación". Desde 1993 es una zona residencial para peregrinos y visitantes que nos sitúa en el inicio del tramo urbano de Santiago.

El Camino Francés entra en la parte urbana de Santiago por el barrio de San Lázaro, convertido en una zona de servicios donde sobresale el palacio de Congresos y Exposiciones así como el Pabellón de Galicia, con exposición permanente sobre Galicia y los Caminos de Santiago. Y continuamos adelante siguiendo las instrucciones de TurGalicia: "Después de dejar atrás la zona residencial de Fontiñas, en la que se abre una de las mayores áreas comerciales de la ciudad, el peregrino alcanza el antiguo barrio y calle de Os Concheiros,
donde se ubicaban los puestos que vendían las conchas de vieira a los peregrinos recién llegados. La zona histórica de la ciudad se muestra al peregrino desde la pequeña plaza de San Pedro, en la que se levanta un cruceiro cargado de leyendas. Bajando por la calle de San Pedro, la encrucijada de la Porta do Camiño –de significativo nombre–permite al peregrino observar a su derecha dos de los más representativos edificios de la ciudad: el antiguo convento de San Domingos de Bonaval –sede del ‘Museo do Pobo Galego’–, que alberga la única iglesia gótica de la ciudad –sede del ‘Panteón de Galegos Ilustres–, y el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC). Una vez superada la Porta do Camiño, la ruta entra en su último tramo siguiendo diversas calles y plazas peatonales"

La catedral nos espera a su término, tan magnífica, con sus plazas y su monumental Pórtico de la Gloria, aunque hay gente que prefiere entrar por la Puerta de las Platerías. Y aquí, ante la estatua y tumba del Apóstol, concluye el Camino Francés... Pero hay peregrinos que deciden seguir hasta Finisterre (te lo aviso).
 Escribe en nuestro muro (como invitado / iniciar sesión



Te quedan 255 carácteres

 

Restaurantes en Camino de Santiago Coruña